Orgonitas

Las Orgonitas transforman las ondas electromagnéticas negativas o caóticas en energía vital armonizada y en perfecta sintonía con la Naturaleza.

También se conocen como "generadores de orgón" o "transmutadores de energía". Proporcionan efectos biológicos reparadores sobre todos los organismos vivos, por lo que son utilizadas por científicos y terapeutas debido a sus beneficios en un amplio rango de aplicaciones complementarias o alternativas.

PROPIEDADES
La Orgonita es una estructura sólida y compacta elaborada con 3 materiales básicos con capacidad de atraer, acumular y ordenar la energía presente en el entorno o atmósfera de nuestro Planeta.

METAL:
Por sus propiedades conductoras, actúa como antena receptora, captando las ondas y señales electromagnéticas que nos rodean.
RESINA:
Mediante sus propiedades semi-conductoras y estáticas, captura dichas ondas y las mantiene acumuladas.
CUARZO:
Gracias a la compresión "metal-resina", el cuarzo activa su carácter piezo-eléctrico natural y genera electrones que transforman el electromagnetismo desordenado en ondas ordenadas, vitales y positivas.

BENEFICIOS
-Transforma la energía negativa del ambiente en energía saludable.
-Beneficia a las plantas mejorando todos sus procesos de germinación y desarrollo.
-Favorece la regeneración celular y la capacidad inmunológica.
-Incrementa los niveles de vitalidad general y optimismo...

USO
La mayoría de las personas suelen utilizar las pirámides de orgonita en casas y oficinas para suministrar una limpieza constante a su espacio vital.
Los colgantes de Orgonita son el formato ideal pues permiten ser llevadas sobre la persona y proporcionan una acción de limpiado constante de los campos de energía personales al mismo tiempo que ofrecen protección a diferentes tipos de agresión, se entiende desde el "ataque psíquico" a la contaminación de varias formas de energía (contaminación electromagnética producida por dispositivos móviles, pantallas de PC y TV, antenas móviles, torres de alta tensión, wifi, microondas, etc.).
Muchos de nosotros tomamos a diario un baño con excesiva contaminación energética y la mayoría de las veces de forma inconsciente (por ejemplo: un monitor de TV o de ordenador proyectan un campo electromagnético de hasta 3 metros, a partir de la pantalla, que afecta el equilibrio energético expuesto a su entorno).